En un mundo actual donde es raro el hogar donde no convivan mascotas y personas en un pequeño espacio es necesario que extrememos las precauciones en la limpieza. No basta con limpiar, hay que ir a más e higienizar la estancia, para que nuestro hogar resulte un lugar agradable donde se conviva en armonía.

Tengas o no tengas mascotas, este blog es interesante para informarte sobre como limpiar de un modo efectivo tu hogar. Si tienes mascotas, por supuesto, es muy importante que lo apliques y si conviven también bebés y niños pequeños será imprescindible que lo lleves a cabo exhaustivamente. Son muchos los beneficios conocidos y confirmados sobre la convivencia con mascotas, sobre todo para los niños pequeños así que no tiñas de negro todos sus beneficios por una mala higiene en el hogar que puede conllevar a situaciones delicadas.

 

 

En primer lugar deberemos diferenciar entre limpiar y desinfectar. La desinfección como todo el mundo sabe va más allá de la limpieza pues elimina virus, bacterias y hongos (dependiendo del producto elegido será más o menos efectivo y de mayor o menor espectro). Es tan importante limpiar como desinfectar y uno complementa al otro. Un uso exagerado de un desinfectante, como por ejemplo lejía, puede atacar superficies y llegar a ser incluso perjudicial.

La limpieza básicamente se define como la eliminación de la capa de suciedad así que es lo primero que se debe realizar sea la del suelo o de las superficies. Se debe arrastrar el polvo según las preferencias individuales bien con un trapo húmedo y un producto limpiador o retirarlo en seco y después aspirar el suelo.  Aconsejamos que se utilice un producto multiusos para poder abarcar toda la superficie de la casa aunque con precauciones sobre ciertas superficies como maderas, tapicerías, etc. Tras asegurarnos que las superficies están limpias procederemos a aplicar un producto que higienice el hogar tanto en los suelos como en las superficies más expuestas a virus  y bacterias como son la cocina  y el baño.

 

 

La frecuencia de la limpieza varía según cada hogar y los miembros que lo componen. Es obvio que a simple vista podemos ver cuando hay que limpiar pues se depositan partículas pero no ocurre lo mismo con la desinfección. Una estimación media y coherente podría ser la de desinfectar una vez por semana los baños y suelos y la cocina cada vez que se manipulen alimentos, especialmente si están crudos.

La rutina en el suelo sería barrerlo diariamente pues salimos y entramos de casa con los zapatos y pasar la fregona con desinfectante semanalmente o cada vez que se crea conveniente.

 

Moblysol recomienda utilizar su nuevo producto, el limpiador higienizante que es totalmente seguro y efectivo. Se puede utilizar en los baños, suelos, cocina y cualquier otra superficie que deseemos higienizar. Basta con aplicar el producto y si se desea aclarar, esperar unos minutos a que haga efecto. En las superficies en contacto con alimentos o juguetes de los bebés es necesario aclarar después de su aplicación.

 

 

¡Una forma rápida y sencilla para estar cómodos y seguros en nuestro hogar!

 

Envíanos un Mensaje

Y te responderemos en la mayor brevedad posible

Not readable? Change text. captcha txt